Truco para limpiar los quemadores de la estufa y dejarlos como nuevos

Tenemos miles de cosas que hacer a lo largo de la semana, por lo que puede que no dispongamos del suficiente tiempo para detenernos a limpiar ciertas cosas, hasta que ya es demasiado tarde.

Los quemadores de la estufa son una de esas cosas que, o se limpian en el momento, o la grasa y la suciedad terminan adueñándose de ellos. Por eso te mostramos este truco que te ayudará a limpiar los quemadores de la estufa de manera fácil y rápida.

Necesitas:

Papel de cocina
Agua oxigenada
Bicarbonato de sodio
Como puedes ver esta estufa estaba bastante sucia y prácticamente la grasa se había adueñado de ella. Normalmente hubiera llevado bastante tiempo dejarla como nueva, así como usar varios productos y dejar bastante tiempo en remojo las manchas.

Después de una primera pasada, como lo haríamos normalmente, la cocina seguía viéndose sucia, sobre todo la zona de los quemadores.

Y aquí es donde empieza la magia: llena 1/2 taza con bicarbonato de sodio y añádele agua oxigenada hasta crear una pasta. Cuando la tengas, distribúyela por las manchas más difíciles y deja que actúe durante unos minutos, antes de empezar a frotar con el papel de cocina.

Si ves que todavía queda alguna mancha, no dudes en poner una buena cantidad de pasta directamente sobre la mancha y dejar que actúe unos minutos, aunque en principio debería ser suficiente. En cuestión de minutos tu estufa estará como nueva.