Triste relato de un niño coreano revela su desamparo y necesidad de atención.

Geum Ji Eun, un niño de cuatro años participante del programa Golden Kids en la televisión coreana, reveló la tristeza y el abandono que muchos niños enfrentan en Corea del Sur.

A pesar del desarrollo tecnológico del país, la atención y cuidado infantil son motivo de preocupación. Geum Ji Eun expresó su soledad y abandono, describiendo cómo se siente desatendido por sus padres.

Con tristeza, compartió que nadie dedica tiempo para jugar con él, y su relación con su padre le genera miedo, ya que este nunca le demuestra cariño. Sobre su madre, mencionó que siente que no le agrada y que nunca lo escucha. Estas revelaciones sorprendieron a todos, mostrando los efectos de las reacciones desencajadas de sus padres.

 

El programa destacó que las expresiones de Geum Ji Eun reflejan la necesidad de los niños de jugar, sentirse protegidos y escuchados. La falta de atención de muchos padres lleva a los niños a manifestar sentimientos de abandono.

Este testimonio resalta el lado oscuro del ritmo de vida en Corea del Sur, donde la presión laboral y la falta de tiempo para la crianza afectan negativamente el bienestar emocional de los niños. La sociedad coreana debe abordar estos problemas, reconociendo que el progreso económico y tecnológico no siempre mejora la calidad de vida de los más jóvenes.

La historia de Geum Ji Eun subraya la importancia de equilibrar la vida laboral y familiar, recordando que, en medio del avance tecnológico y económico, no debemos descuidar el bienestar emocional de los niños, quienes representan el futuro del país.