Kim Kardashian se queja de la dura vida que le toco como madre soltera

A veces vemos la vida de las celebridades, desde nuestras casas, sin tener la menor idea de cuál es su día a día, muchos no creemos que puedan a llegar a sentir preocupaciones como la mayoría de nosotros, lo cierto es que eso es totalmente erróneo.

KIM KARDASHIAN Y LA REALIDAD DE SER MADRE SOLTERA:
En su reality show más reciente, la influyente y multimillonaria Kim Kardashian dejó a sus seguidores sorprendidos al compartir su experiencia como madre soltera. Con 43 años en su haber, Kim está criando a sus cuatro hijos nacidos de su unión con Kanye West.

LA PERSPECTIVA DE KIM: NIÑERAS Y CHEFS PROFESIONALES:
Aunque Kim recibe la ayuda de niñeras para cada uno de sus hijos y cuenta con dos chefs profesionales que cocinan para su familia a diario, algunos críticos minimizan sus preocupaciones. Argumentan que la mayoría de las madres solteras no tienen acceso a estas comodidades y deben equilibrar la crianza de sus hijos de manera completamente independiente.

LAS NOCHES DE LÁGRIMAS DE KIM KARDASHIAN:
En una entrevista con Jay Shetty, Kim confesó que ha tenido noches en las que las lágrimas son su única compañía en esta nueva etapa de la maternidad. Expresó: «Es lo más difícil que he hecho nunca. Hay noches en las que me acuesto llorando, como si hubiera un maldito tornado dentro de mi casa».

LOS DESAFÍOS DE ATENDER A SUS HIJOS:
Kim admitió que, a pesar de contar con ayuda externa, sus hijos requieren una gran cantidad de su atención. Describió cómo cada uno de ellos demanda un cuidado personalizado, desde peinar a sus hijas hasta asegurarse de que todo sea perfecto. Esta situación la lleva a correr de un lado a otro en una auténtica locura.

LA MATERNIDAD DURANTE EL CONFINAMIENTO:
El confinamiento debido a la pandemia representó una de las temporadas más complicadas en la vida de Kim como madre soltera. Reveló:

«Había noches en las que me daba cuenta que llevaba días sin lavarme el pelo y utilizaba la misma pijama sucia. No importa cuánto te prepares para la maternidad, nunca estás realmente preparada».