Todos los beneficios de la cáscara de limón

Usualmente lo que solemos hacer con los limones es extraer el jugo de la pulpa porque su particular sabor ácido le da un punto muy interesante a muchos platos, es bien popular utilizar el agua con jugo de limón no solo para quitar la sed sino también por su poder aperitivo y digestivo.

Sin embargo a la hora de extraer su jugo, la mayoría de las veces tiramos la cáscara, sin pensar en que es una de las partes del limón que más beneficios tiene.

Algunos de sus beneficios son:

Es una fuente de vitaminas y minerales: esta parte del limón contiene más vitaminas que el propio jugo de la pulpa, y también contiene potasio, magnesio, fibra, ácido fólico y beta caroteno.

Mejora la digestión: como decíamos previamente, el limón favorecía una mejor digestión, pero la cáscara también tiene vitamina C y antioxidantes que ayudan a tratar problemas como el hinchazón abdominal, por lo que ayudará a tu proceso digestivo. Ademas de actuar contra el estreñimiento.

Fortalece el sistema inmunológico: el limón es un cítrico rico en vitamina C. Eso permite tener un aliado natural para batallar frente a gripes y catarros.

Es rico en calcio: esto implica que la cáscara de limón ayudará a fortalecer tus huesos, por lo que puede ser un complemento a tener en cuenta llegados a una cierta edad.

Elimina las toxinas de tu cuerpo: su sabor amargo y astringente le confiere la propiedad depurar el hígado gracias a sus efectos desintoxicantes, los cuales estimulan la eliminación de sustancias tóxicas y desechos del organismo.

Previene la formación de cálculos renales: éstos son pequeños compuestos de cristales que se forman de forma natural, o estimulados por la dieta, y que son muy dolorosos de expulsar. Como el limón contiene citrato, puede ayudar a diluirlos con mayor facilidad.

Mantiene tu piel limpia: la cáscara de limón puede ser usada con fines cosméticos te ayudando a eliminar el exceso de grasa gracias a su poder astringente, es antiséptico, y puede reducir la apariencia de las manchas o maulas pigmentadas que aparezcan en la piel y también en los dientes. Receta de té con cáscara de limón puedes hacer un té con ella y comenzar a hacer uso de todos sus beneficios. Ideal para prepararte a la llegada del otoño fortaleciendo asi en anticipo tu sistema inmunológico.

Para ello, los ingredientes que necesitas son: 1 litro de agua, la cáscara de 2 limones, Jugo de un limón, 8 hojas de menta ( opcional), 4 cucharadas de miel.

Preparación: vierte las cáscaras del limón en el agua y hacer hervir la mezcla. Cuando ya esté hirviendo, añade el jugo natural del limón y las hojas de menta, deja que se macere durante 20 minutos, dejar que repose 10 minutos para no quemarte. Añade la miel y sírvete una taza.