Reduce la grasa abdominal con un jugo de apio y limón

Proporciona energía y mejora el tránsito intestinal. Una de las zonas más difíciles de perder medidas es el abdomen.

Por lo tanto es una mezcla perfecta para adelgazar.

Si agregamos pepino al jugo de apio con limón además de mejorar el sabor, el pepino es diurético, por lo que elimina toxinas y sustancias que el cuerpo no necesita.

Cómo se prepara el té de apio para adelgazar
Para aprovecharte de todos los beneficios mencionados anteriormente, te proponemos preparar un té de apio para adelgazar siguiendo la siguiente receta:

Ingredientes

3 ramas de apio
1 litro de agua
jugo de 1 limón
Preparación

Lavar con agua los tallos de apio para eliminar cualquier residuo o suciedad.
Trocear los tallos de apio con un cuchillo.

Exprimir el limón para extraer su jugo.
En una olla, poner a hervir el agua y cuando haya alcanzado el punto de ebullición, agregar el apio troceado, bajar el fuego y dejar cocinar durante unos 10 minutos más.
Pasado ese tiempo, retirar del fuego y dejar reposar 10 minutos.
Finalmente, colar la preparación, agregar el jugo de limón, remover y tomar.
Cómo tomar el té de apio para adelgazar. Para bajar de peso con ayuda del té de apio, lo mejor es tomar 1 taza en ayunas, es decir, antes de empezar a comer el desayuno. De esta forma, sus efectos saciantes surtirán efecto y reducirán tu apetito, consiguiendo así comer menos durante el día. La infusión sobrante puedes tomarla antes de las demás comidas principales, como la comida y la cena. Bébela caliente o fría, como más te guste.

Al ser una bebida muy depurativa y desintoxicante, lo ideal es tomarla durante 2 semanas seguidas y, luego, realizar dos semanas de descanso antes de volver a consumirla. Es importante que combines el consumo del té de apio con una dieta baja en calorías y grasas y algo de ejercicio físico.