Abigail Lucero.

Una niña de 9 años, identificada como Abigail Lucero, despertó con algunos cólicos y fuertes dolores en el estómago.

Como su condición no hizo más que empeorar con el correr de las horas, su mamá, Mara decidió llevarla hasta un hospital de San Juan, Argentina.Allí, un médico le recomendó a la mujer que le diera ibuprofeno a la menor, pero el dolor no daba tregua. Luego la llevaron a un sanatorio privado y el diagnóstico fue similar. Tres días después, la nena de 9 años perdió la vida.

El principio de un final trágico comenzó durante la mañana de aquel sábado. Ese día Abigail no se levantó bien y tenía muchas dolencias.De hecho, su mamá dice que eso no le solía pasar y sostuvo que la nena jamás había tenido problemas de salud hasta ese segundo sábado de julio. Para asegurarse de que esos dolores no eran algo más grave, Mara la llevó a la Clínica Parque Universitario.

De acuerdo con la mujer, en ese nosocomio los médicos le dijeron que su hija «tenía el estómago inflamado y que el dolor de cuello solo era una contractura».»La medicaron con un ibuprofeno y la traje a casa”, relató la mujer a TN. Esa misma noche, Abigail se brotó y tenía todo manchas rojas en la totalidad de su cuerpo. Nuevamente la preocupación de Mara volvió, pero esta vez desconfiada la llevó a la guardia del Sanatorio privado Cimyn.

Tras esta discusión, el doctor afirmó que la chiquita tenía un cuadro gripal. “Nos dijo que lo estaba incubando y para prevenirlo nos dio un antibiótico”, contó la mamá de la niña.Abigail tuvo un poco de respiro al día siguiente.