APRENDE A LEER TU ROSTRO

Los aspectos faciales tienen una correlación directa con los órganos del cuerpo, de esta forma como los sistemas circulatorios, nervioso y otros sistemas del cuerpo; la observación del rostro puede contribuir a hacer un diagnostico algunos inconvenientes.

– Color del rostro: Una cara enrojecida tiene problemas en el sistema cardiovascular, principalmente en la región cerca de la punta de la nariz.

-Oscurecimiento del rostro, principalmente alrededor de los ojos, sería la existencia de inconvenientes renales. Una cara blanca y pálida tiene problemas pulmonares. Una cara amarilla-verdosa apunta inconvenientes hepáticos; un color amarillo-anaranjado sugiere problemas con el bazo.

Surcos faciales: La profundidad de los surcos faciales es la indicación de la seriedad de los problemas. Los surcos horizontales entre los ojos por encima del puente de la nariz indican congestión intestinal y, posiblemente, problemas menstruales para las mujeres.

Los surcos horizontales en la frente y por debajo de los ojos, causados por el exceso de líquido en el sistema, pueden indicar problemas renales. Un profundo surco vertical sobre la nariz, en el entrecejo, indica un problema hepático.

Los ojos: Los ojos reflejan la condición de todos los órganos del cuerpo, pero a lo mejor el reflejo más directo sea el del estado del hígado y, consecuentemente, la condición asociada de todo el sistema digestivo, y además la del sistema nervioso.