Caso: Emily Michel Ávila

Una niña identificada como Emily Michel Ávila Ledezma, de 10 años de edad, quien era una ‘pilosa’ y carismática estudiante de grado quinto de primaria,

perdió la vida en una clínica de Popayán, Valle del Cauca, Colombia, por negligencia médicas según los familiares.

La menor de edad era, además, una destacada deportista en las ramas de atletismo y fútbol. Así mismo perteneció a dos clubes con los que obtuvo importantes logros.

‘Churitos o Ricitos’, como era conocida cariñosamente Emily Michel, presentó un fuerte dolor abdominal, por lo que fue llevada por su mamá al hospital del norte de Popayán, Cauca, en donde recibió atención médica.

Sin embargo, por sus fuertes dolores la niña fue remitida a la clínica La Estancia, donde según sus familiares, denunciarían que se habría dado un grave caso de negligencia.

‘Churitos o Ricitos’, como era conocida cariñosamente Emily Michel, presentó un fuerte dolor abdominal, por lo que fue llevada por su mamá al hospital del norte de Popayán, Cauca, en donde recibió atención médica.

Sin embargo, por sus fuertes dolores la niña fue remitida a la clínica La Estancia, donde según sus familiares, denunciarían que se habría dado un grave caso de negligencia.

Mónica Ledezma, madre de la pequeña, indicó que a pesar de las muestras y gritos de dolor de su hija, no hubo atención oportuna por parte del personal médico.

“Mi hija pedía ayuda pero no la atendieron a tiempo”, denunció la madre de familia que su hija perdió la vida por presunta negligencia.

“Mi hija lloraba mucho, gritaba, pedía auxilio a los médicos, se demoraron mucho… Yo veía a las enfermeras o no sé quiénes eran, pero pasaban por el lado de mi hija, tranquilas. Cuando fueron a mirarla, mi hija estaba delicada…”

“Empezaron a llamar a la jefe de pediatría, a la doctora, pero no la encontraron, salieron corriendo. Mi hija cayó, la reanimaron, pero luego le dio un paro y mi hija perdió la vida“, dijo la progenitora de la estudiante y deportista.

El presunto caso de negligencia médica fue denunciado ante la Fiscalía General de la Nación.

Ante el lamentable caso, desde el centro médico habrían informado: “analizaremos lo sucedido en un comité”.

En el cementerio del barrio Yanaconas de Popayán, le dieron el último adiós a la pequeña Emily Michel acompañado de todos sus vecinos, amigos y compañeros de estudio y de las escuelas deportivas.

“Mi amor te amo y perdón por llorar, tú me dijiste que no lo hiciera, pero es difícil y seremos felices en casa, como me dijiste, porque sé que estás con nosotros, un angelito de Dios”, publicó Mónica Ledezma.