Ronan

La policía de Australia del Sur está investigando el fallecimiento de un niño de 17 meses y dice que el incidente ahora es objeto de una investigación por ASES❙N₳T0.

Todo empezó cuando los padres, les pidieron a unos amigos que cuidaran al pequeño Ronan por dos días, porque ellos tenían que hacer unas diligencias.

Dos días después los amigos les devolvieron al pequeño Ronan a su casa y al momento de entregarlo, el pequeño estaba aparentemente dormido.

Sin embargo, pasaban las horas y el bebé no despertaba. Por más que lo movieron no reaccionaba. El pequeño fue llevado a un hospital donde fue declarado sin vida dos días después.

«El examen médico de Ronan encontró que tenía lesiones graves en la cabeza y otras lesiones internas graves», dijo el inspector detective Mark McEachern.

«Cuando lo devolvieron a casa con sus padres, parecía estar dormido, por lo que sospechamos que estaba inconsciente, por lo que puede que no sea obvio para cualquiera que haya visto a Ronan que haya sufrido alguna lesión», dijo el inspector McEachern.

“Creemos que estas lesiones fueron causadas por un asalto, y que el asalto ocurrió en algún momento de la tarde del miércoles 7 de junio en la dirección de Glenelg North”.

El inspector McEachern dijo que hasta ahora el caso solo está bajo una profunda investigación y que no se habían realizado arrestos ni presentado cargos, ni siquiera a los amigos que estaban cuidando el bebé.

«No estamos eliminando a nadie en relación con la investigación, pero nos estamos enfocando en los eventos en la dirección de Glenelg North el miércoles por la tarde mientras estaba en compañía de los cuidadores», dijo.

«Se está hablando con cualquiera que haya tenido contacto o cuidado a Ronan, pero sospechamos que las lesiones fueron causadas en Glenelg North el miércoles por la tarde.

«Se nos ha proporcionado una explicación de cómo se causaron las lesiones de Ronan, no estamos satisfechos con la veracidad de esa explicación, y eso ciertamente está sujeto a nuestra investigación de ASES❙N₳T0 ahora».

La abuela de Ronan reveló que los órganos del pequeño fueron donados para salvar a tres niños ‘que estaban al borde de la muerte’ para que pudieran vivir.