Un sumergible que lleva turistas a ver los restos del Titanic desapareció en el Atlántico

Un sumergible de la compañia Ocean Gate que lleva a turistas a conocer los restos del Titanic desapareció en el Océano Atlántico.

La guardia costera de Boston se encuentra realizando una operación de búsqueda en las costas de Terranova, en Canadá, informó BBC.

OceanGate Expeditions, una empresa privada que organiza expediciones en aguas profundas, confirmó a BBC que es la propietaria del sumergible desaparecido y que había personas a bordo.

«Estamos explorando y movilizando todas las opciones para traer de regreso a la tripulación de manera segura. Todo nuestro enfoque está en los miembros de la tripulación del sumergible y sus familias. Estamos trabajando para el regreso seguro de los miembros de la tripulación», dijo la empresa.

Según medios locales, es común que estos sumergibles lleven a turistas o investigadores a ver los restos del Titanic, a unos 3 mil 800 metros debajo de la superficie del mar.

Lee: Este fue el peor naufragio en la historia

OceanGate Expeditions cobra $250,000 dólares por un lugar en su expedición de ocho días para ver los restos del Titanic.

El sumergible tiene capacidad para cinco personas, dice la compañía, que generalmente incluye un piloto, tres invitados que pagan y lo que llama un «experto en contenido».

LOS RESTOS DEL TITANIC
El Titanic fue el barco más grande y vanguardista de su época, incluso, hay quienes decían que nadie podía hundirlo. Sin embargo, en su viaje inaugural chocó contra un iceberg, lo que provocó que se rompiera y se hundiera en el Atlántico.

En el accidente murieron alrededor de 1500 personas.

Una empresa de investigación en aguas profundas llevó a cabo el primer escaneo digital completo de los restos del Titanic.

Según esta empresa, el escaneo del Titanic es el mayor proyecto submarino de este tipo en la historia.

«Lo que no se sabe mucho es que el Titanic está dividido en dos partes y que hay un campo de escombros de tres millas cuadradas entre la proa y la popa», dijo Richard Parkinson, CEO de Magellan en una entrevista con ITV.