SE ACABABA DE COMPROMETER, PERO EN EL RESTAURANT, TOMÓ LA CUCHARA EQUIVOCADA

Una joven identificada como Jess Prinsloo de 24 años, que estaba acabando de comprometerse con su novio, perdió la vida trágicamente después de usar la cuchara equivocada para revolver su té en Sudáfrica.

Jess Prinsloo perdió la vida como resultado de su alergia aguda a los lácteos durante unas vacaciones románticas en Sudáfrica con su pareja Craig McKinnon, también de 24 años.

Craig le propuso matrimonio en el mirador de la Ventana de Dios en Mpumalanga el 27 de diciembre. Jess dijo que sí y la pareja celebró durante varios días antes de viajar a la casa de su madre en Johannesburgo el 30 de diciembre.

Fue aquí donde entró en contacto con la leche y sufrió anafilaxia, una reacción alérgica en la que se cierra la garganta, y Jess lamentablemente perdió la vida al día siguiente en el hospital.

Después de su deceso, a Craig se le cobraron 3.700 libras esterlinas en facturas médicas y otras 1.200 libras esterlinas por honorarios del médico forense.

Craig escribió una publicación desgarradora en las redes sociales: «Es difícil encontrar claridad en el día de hoy, el peor día de mi vida».

«Pero un punto que nunca he tenido más claro, los más de 3 años que obtuve con mi Jess son insustituibles, y no los cambiaría por 60 años con ninguna otra persona en la tierra«.

“Estoy devastado y siento un dolor como nunca antes, pero cualquiera que haya pasado tiempo en su compañía sabe a lo que me refiero cuando digo que he tenido la suerte de llamarla mi prometida durante los mejores tres días de mi vida”.

La pareja se conoció en 2019 mientras estaban en la universidad y se mudaron juntos en 2021.

Si bien Jess tenía muchos miembros de su familia en Sudáfrica, no había vuelto en seis años y Craig dijo que sabía que no había mejor lugar para proponerle matrimonio.

Le dijo a un medio informativo : «La expresión de su rostro… significaba todo«.

Emocionada por la propuesta, Jess actualizó sus cuentas de redes sociales con la noticia el mismo día y se vio inundada de mensajes de amigos y familiares.

La siguiente actualización en su página de Facebook fue para compartir la terrible noticia de que estaba en un “estado crítico” en el hospital.

Craig dijo que Jess siempre fue cuidadosa al manejar su condición, pero según los informes, su medicamento para la alergia no funcionó durante su reacción.