La madre le puso estos zapatos y el pequeño lanzó un grito fuerte

Familiares velan los restos de Luis Matías Olmos, el pequeño de 4 años que perdió la vida tras la picadura de un alacrán. El velorio se está llevando a cabo en su domicilio ubicado en el barrio La Bélgica de la ciudad de Santa Cruz.

La tía del pequeño relató que la picada fue en el pie izquierdo y que el animal estaba al interior de uno de los zapatos del menor. “Su mamá le colocó el zapatito y el niño comenzó a gritar y desesperarse, cuando se lo quitó vio el alacrán”, indicó.

Tras la picadura venenosa el pequeño comenzó a presentar vómito y fiebre, por lo cual fue trasladado de emergencia hasta un nosocomio.

En primera instancia su madre lo llevó al Hospital Japonés, pero no lo recibieron, por ello lo trasladaron hasta el Hospital de Niños para que sea atendido.

El menor perdió la vida al promediar las 11:00 de la mañana, siete horas después de que le colocaran la primera dosis del antídoto antiescorpiónico que fue donado por Brasil. Debido a que en el país no existe ese tipo de medicamento.

La familia del pequeño cuestionó que las autoridades no hayan hecho las gestiones correspondientes para que el antídoto sea trasladado por vía aérea y así la dosis haya sido aplicada con mucho más tiempo de antelación.

El pequeño ya había presentado problemas de salud anteriormente por una cardiopatía, que hizo que sea trasladado hasta el vecino país de Argentina para que sea sometido a dos cirugías a corazón abierto. En aquella oportunidad la Red Uno hizo campaña para costear los gastos de Luis Matías.