SAMANTHA WEINSTEIN, ACTRIZ DE ‘CARRIE’ MUERE A LOS 28 AÑOS VÍCTIMA DE CÁNCER

La actriz canadiense Samantha Weinstein, mejor conocida por su papel en la nueva versión de Carrie de 2013, murió el 14 de mayo a la edad de 28 años tras una larga lucha contra el cáncer de ovario.

La lamentable noticia fue confirmada por su agente, James Crammond, a The Hollywood Reporter, así como por la familia de Samantha a través de un comunicado publicado en sus redes sociales oficiales, junto a dos fotos de ella editadas, que simulan que la joven actriz se encuentra volando por el universo.

Después de dos años y medio de tratamiento contra el cáncer y toda una vida en la alta sociedad del mundo, dando voz a una gran cantidad de animales de dibujos animados, haciendo música y sabiendo más sobre la vida de lo que la mayoría de la gente jamás sabrá, se embarcó en su próxima aventura.

Samantha, que luchaba contra la enfermedad desde enero de 2021, hablaba regularmente sobre el progreso de su tratamiento en su página de Instagram. Además, en octubre del año pasado anunció su matrimonio con Michael Knutson.

Trayectoria artística

Nacida en 1995, en Toronto, Canadá, Samantha Weinstein comenzó su carrera a temprana edad. En 2005 se convirtió en la ganadora más joven de un importante premio ACTRA canadiense por su papel en la cinta Big Girl.

Sin embargo, fue más conocida por interpretar a Heather Shyres en el remake del clásico de terror de 1976 Carrie (2013), donde Chloë Grace Moretz interpretó el papel principal. Luego de Carrie, Samantha protagonizó la serie de Netflix Alias Grace (2017), basada en un libro de Margaret Atwood.