Hojas de Níspero: Beneficios y preparación

Una buena manera de consumirlo y aprovechar sus propiedades es realizando infusiones con sus hojas que se recolectan entre la primavera o a principios de verano cuando el árbol no tiene frutos ya.

Para conservar las hojas todo el año, se dejan secar en lugar fresco y ventilado. Cuando ya han perdido el pelito blanco que las cubre y están marrones, ya están en condiciones ideales para trozarlas y guardarlas en frasco en lugar seco y oscuro.

Es importante no dañar el árbol al recolectar las hojas. Con unas 20 ó 30 hojas se puede conseguir una buena reserva para preparar infusiones de níspero.

¿Cómo se consume el té de hojas de níspero?

Esta infusión tiene una dosis indicada aproximada de una cucharada sopera (4grs.) de las hojas secas y trituradas por tasa. Se añade agua hirviendo a la taza y se dejan reposar las hojas unos minutos para que desprendan sus propiedades.

Se retiran las hojas y si se prefiere, se puede endulzar con azúcar moreno, miel o con stevia (edulcorante natural).

Propiedades medicinales del té de níspero

Propiedades antioxidantes: Ayuda a eliminar los radicales libres del cuerpo y neutralizar sus efectos dañinos.

Propiedades mucolíticas: Resulta un mucolítico natural que ayuda a que las secreciones bronquiales y nasales se hagan más fluidas y se puedan eliminar mejor.